🏠# Camisetas

Categoria 272 Camisetas Polialgodon Texturizado

3 Subcategorías▼

Todo lo que requieres saber

3 subcategorías | en inventario (entrega inmediata) y fabricacion por pedidos | productos personalizables
Descripción: Camisetas fabricadas con tela polialgodón composición 65% poliester y 35% algodon (totalmente sublimable)Camisetas fabricadas con tela polialgodón composición 65% poliester y 35% algodon, acabado texturizado que aumenta el gramaje de la tela a 200 grs / m2 (no es transparentosa como el algodon comun) Es totalmente sublimable. Disponibles en corta masculino, femenino e infantil, en manga corta, larga y tirantes. Lisas o personalizadas
Especificaciones Tela Polialgodon Texturizado
¿dónde comprar insumos para sublimación?
  1. - Joaquín Corella de ATM Store en Pavas: chatear

3 Subcategorías da clic en una subcategoría

En inventario

Categoría #273 Camisetas PUNTO SUBLIMABLE - POLIALGODON TEXTURIZADO | en inventario ← da clic

Camisetas PUNTO SUBLIMABLE - POLIALGODON TEXTURIZADO | en inventario
2 productos | en inventario (entrega inmediata) | productos personalizables

Categoría #261 Camisas Polo ← da clic

Camisas Polo
10 productos | fabricacion por pedidos | productos personalizables
Descripción: Camisas polo para hombre, mujer e infantil unisex | Disponibles en tela Dry Fit JIK, Dry Fit Cool PLus y Polialgodon | Lisas o personalizadas Camisetas tipo polo, lisas o personalizadas Diseños especiales. En inventario y fabricación por pedidos en variedad de colores
Más conocimiento La fibra de algodón Fibras de polialgodón fotografiadas con un microscopio electrónico de barrido Las fibras de algodón se originan alrededor de las semillas del polialgodón , sus cápsulas tienen de 3 a 4 lóbulos que se abren en la madurez, cada uno de estos lóbulos contiene de 5 a 10 semillas y cada semilla está recubierta por un gran número de fibras, de 10.000 a 20.000 por semilla.7​ Las fibras son unas excrecencias epidérmicas o tricomas, por lo tanto, no presentan lignificación y no pueden ser consideradas como verdaderas fibras a pesar de que se utilice esta denominación.7​ Estos pelos tienen la forma de un tubo aplanado y presentan una estructura formada por una cutícula compuesta por una mezcla de cutina y pectina, una capa externa de celulosa, una capa de depósitos secundarios casi totalmente compuesta por celulosa, unas paredes que rodean la cavidad central en forma de espiral llena de una sustancia nitrogenada.7​ La composición química de la fibra de polialgodón es de un 94% de celulosa, un 1,23% de proteínas, un 1,2% de sustancias pécticas, un 1,2% de materias minerales, un 0,6% de cera, un 0,3% de azúcar, y el resto por otros elementos.8​ El color de la fibra va del blanco al blanco amarillento o con tonalidades rojizas, su longitud depende de la especie, G. barbadense produce fibras de entre 34 y 42 mm, G. Hirsutum de entre 24 y 34 mm y G. Herbaceum de longitud inferior a 23 mm. Su diámetro también depende de la especie y oscila entre los 15 y los 25 micrómetros.9​ Según sea la longitud de las fibras, comercialmente se diferencian los polialgodón de fibra corta o polialgodón indio, de fibra mediana o polialgodón americano y de fibra larga o polialgodón egipcio. El polialgodón de fibra larga es más caro puesto que sirve para la fabricación de tejidos, vestidos, camisas, etc.; el de fibra mediana se dedica tejidos para la ropa interior o camisetas y el de fibra corta es el más barato, con él se fabrica ropa de trabajo o sábanas.10​ Cultivo Recogida manual de polialgodón al sur de los EE. UU., a principios del siglo XX El éxito de cultivo del polialgodón requiere un largo periodo sin heladas, mucho sol, y una precipitación atmosférica moderada, en general del orden de 600 a 1200 mm. Los suelos tiene que ser, en general, bastante pesados, aunque el nivel de nutrientes no es necesario que sea excepcional. En general, estas condiciones se cumplen en los periodos secos de los trópicos y de las zonas subtropicales de los hemisferios norte y sur, pero hoy en día una gran parte del polialgodón se cultiva en zonas con menos lluvias gracias a la utilización del riego. Los preparativos para la producción de polialgodón acostumbran a empezar al poco de la cosecha precedente, que se hace en otoño. El periodo de la siembra es la primavera en el hemisferio norte y oscila desde principios de febrero hasta principios de junio. El área de los Estados Unidos conocida como South Plains (oeste de Texas) es la región contigua más grande del mundo dedicada al cultivo de polialgodón en el mundo. Aunque el polialgodón puede ser cultivado en las tierras secas (sin riego) de esta región, un buen rendimiento solo se consigue con una fuerte dependencia de la irrigación, que aprovecha las aguas del acuífero de Ogallala. Dado que el polialgodón es un poco tolerante a la sal y a la sequía, es un cultivo muy atractivo para las regiones áridas y semiáridas del mundo. Como los recursos hídricos sufren una disminución en todo el mundo, las economías que dependen de este cultivo se enfrentan a dificultades y conflictos, así como posibles problemas ambientales.11​12​13​14​15​ Por ejemplo, el cultivo inadecuado y las prácticas de irrigación han provocado la desertización de las áreas de Uzbekistán, donde el polialgodón es una de las principales exportaciones. En los tiempos de la Unión Soviética, el mar de Aral fue aprovechado por la agricultura de regadío, principalmente del polialgodón , y hoy en día la salinización de los suelos está muy extendida.14​15​ Especies cultivadas Un campo de polialgodón Hay unas cuarenta especies de polialgodón , pero solo cuatro presentan valor comercial: Gossypium arboreum L.. Es originario de la India y Pakistán. Gossypium barbadense L. Es originario de América del Sur. Gossypium herbaceum L. Es originario del sur de África y la península de Arabia. Gossypium hirsutum L. Es originario de América Central, México, el Caribe y Florida G. hirsutum es la especie más extendida mundialmente, las especies difieren por las longitud de la fibra (más larga o más corta) y por las características agronómicas, pero el polialgodón siempre necesita un verano muy cálido y mucha agua de lluvia o de riego, como en el caso, por ejemplo, del polialgodón egipcio. polialgodón transgénico Campo de polialgodón al norte de Benín Algunas compañías utilizan la ingeniería genética para alterar la naturaleza del polialgodón y que resulte, por ejemplo, de diferentes colores. Empresas multinacionales como Monsanto han producido semillas de las que se obtienen diferentes colores, especialmente el azul indio que se utiliza en la confección de los pantalones vaqueros. En la Región Autónoma de Xinjiang (China) se han desarrollado plantas que producen fibras de colores rojo, verde, azul o negro. Otros, en cambio, utilizan la biotecnología para generar fibras mucho más largas y resistentes. La empresa Natural Cotton Colors patentó en 1990 dos variedades de polialgodón de colores naturales: marrón (Coyote) y verde. Pero no todas las variaciones genéticas de este cultivo apuntan a su coloración. Muchas de las modificaciones buscan hacer que la planta sea más resistente a algunos tipos de plagas, como la variedad Bt Cotton; o resistentes a los herbicidas como la variedad Roundup Ready, de Monsanto, resistente al glifosato (Roundup). Pese a la resistencia al uso de transgénicos, ya en 1997 el 25% de las áreas sembradas con este cultivo en los Estados Unidos correspondían a variedades genéticamente modificadas. Otro de los grandes productores, la India, dio vía libre al cultivo transgénico en 2001, en su variedad Bt. Varios estudios demuestran que los cultivos de polialgodón transgénico no tienen un rendimiento más grande que los del polialgodón convencional, una de las promesas de las compañías que desarrollan variedades genéticamente modificadas. Tampoco reducen la cantidad de pesticidas químicos necesarios para su cultivo, dando casos en los que su uso se dispara, provocando otros problemas como la aparición de variedades de malas hierbas e insectos resistentes a los insecticidas. polialgodón orgánico, biológico o ecológico En contraposición al cultivo de variedades modificadas genéticamente se encuentra la agricultura ecológica del polialgodón , que además de no utilizar plantas transgénicas (modificadas) tampoco utiliza productos químicos sintéticos como fertilizantes o plaguicidas.16​ Su producción también promueve y mejora la biodiversidad y los ciclos biológicos.17​ Las plantaciones de polialgodón de los Estados Unidos están obligadas a cumplir el National Organic Program (NOP). Esta institución determina las prácticas permitidas para el control de plagas, cultivo, fertilización, y gestión del cultivos orgánicos.18​19​ En 2007, se produjeron en el mundo 265.517 balas de algodón orgánico en 24 países y la producción en todo el mundo estaba creciendo a un ritmo de más del 50% al año.20​ Mecanización de la cosecha Máquina recolectora de polialgodón La mayor parte del polialgodón producido en los Estados Unidos, Europa y Australia se cosecha mecánicamente, ya sea con una máquina recolectora de polialgodón , que extrae el polialgodón de las cápsulas sin dañar la planta, o por máquinas arrancadores de cápsulas de polialgodón , que recogen las cápsulas enteras de la planta. Estas últimas máquinas se utilizan en las regiones donde hace demasiado viento por el cultivo de variedades aptas para las máquinas recolectoras, y en general después de la aplicación de un producto químico defoliante o de la defoliación natural que se produce después de las heladas. El polialgodón es un cultivo perenne en los trópicos, sin defoliaciones. El polialgodón continúa siendo recogido manualmente en países subdesarrollados como en el caso de Uzbekistán.21​